sábado, 26 de octubre de 2013

La correa: Cual si y cual no.

Como os comenté en el posterior anterior sobre correas, hay muchos tipos diferentes diseñados para un uso concreto o más simples pero que cumplen su función de sujetar al animal.
Lo complicado viene cuando tenemos que decidir que correa porque la variedad nos abruma y muchas veces el asesoramiento no es adecuado o simplemente es insuficiente.

En este post voy a recomendar una correa y desaconsejar una para ir orientando a todos los dueños que tal vez ven en esto un dilema.
 RECOMENDADA: Largas de nylon. Este modelo puede encontrarse en diferentes grosores, colores y largos que nos permiten encontrar la adecuada para cada tamaño. Aquí unas de las razones que hacen a las correas de nylon una buena elección:



  • Mayor control de tu perro.
  • Puedes tener varias medidas solo con recoger un poco la extensión de la correa cuando sea preciso.
  • NO tensiones porque el animal tiene mayor espacio para oler, andar delante o detrás.
  • Facilitar la interacción del perro con el medio cuando no puede estar suelto. Olisquear mayor  espacio y mostrar comportamientos sociales con mayor facilidad y libertad.
  • Cómoda para dar paseos largos y más relajados porque puedes atarlo a tu cintura (paseos por sitios urbanos).
  • Muy útil para realizar adiestramiento: Enseñar el "ven" con este tipo de correas nos resulta mucho más fácil porque el animal puede alejarse mucho más sin el riesgo de escapada cuando aún no tienen muy clara la orden en el exterior.
  • Imprescindible para que el animal aprenda a ir relajado con la correa.
  • No pesa y le resulta cómoda a nuestra mascota.
  • Es resistente.
NO RECOMENDADA: Correas flexy o extensibles. Son miles y centenares los perros, grandes o pequeños, que se pueden ver con estas correas. Las "excusas" suelen ser el tamaño del animal o que el perro se escapa y así tiene mayor libertad de movimiento. Ahora os expongo ciertos aspectos negativos de este tipo de correas:



  • No permiten un buen control del animal lo que puede crear situaciones conflictivas.
  • Mantienen una tensión constante en la correa vaya donde vaya el animal.
  • No son factibles para enseñar el "ven" de una manera sencilla ni que el animal sepa ir sin tirar.
  • Incluso las de mejor calidad son menos resistentes y se desgastan lo que implica un mayor descontrol de nuestro animal.
Obviamente hay correas y collares específicos que pueden ser más útiles y adecuados para ciertos perros. Como siempre debes de consultar con un etólogo ya que son los que mejor pueden aconsejarte a orientar la comprar de la correa y el collar con el que tu perro pasará gran parte del tiempo.

IMPORTANTE: El paseo es el momento en el que vínculo con tu mascota se refuerza de mayor manera lo que hace imprescindible que este sea todo lo positivo posible lo que comienza con la elección de una correa que facilite y haga más llevadero ese rato de unión.

Hasta pronto!!!

2 comentarios:

  1. Hola Maria!! , me encanta la entrada es muy interesante y va a ayudar mucho a la gente ya veras. Me gusta tu blog!, felicidades, estamos en contacto oki? un besazoo!! :)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu opinion Lorena, es genial pensar que pueda ser de ayuda para alguien :)

    ResponderEliminar

¿Alguna opinión o duda?